DENSOMAG | Degray
21253
post-template-default,single,single-post,postid-21253,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Degray

Degray Se conoce más bien poco acerca del productor barcelonés Degray. Su biografía se limita únicamente a una frase: «Differents shades of electronic music». Una definición con la que mantiene su identidad en un estrecho anonimato. Degray es el sobrenombre más reciente con el que este artista da a conocer su trabajo. Anteriormente ha publicado bajo diferentes alias orientado cada uno de ellos a un estilo concreto, además de dedicar parte de su trabajo en el estudio a otros proyectos que se alejan bastante de la pista de baile.

– Hay muchos artistas optan por mantener su identidad blindada, en un relativo anonimato, ¿por qué crees que puede beneficiarte de un modo u otro?

Pues no sé si diría que un artista puede obtener beneficio de mantener un cierto anonimato pero creo que, al hacerlo, la atención del público recae sobre la música. Pienso que hoy en día muchos artistas, especialmente en la música electrónica, deciden alejarse de ciertas «necesidades» actuales (como por ejemplo el estilismo) para centrarse en su trabajo.

– Algunos productores han perdido el anonimato debido al éxito de sus producciones. Un éxito que, en muchos de los casos, suele venir acompañado de una adaptación para un público más genérico. ¿Te parece que ese cambio puede llegar a ser necesario en un momento dado?

Creo que nadie tiene que adaptarse a las tendencias o a un público en concreto, eso suele surgir por ciclos y es difícil adivinar la próxima moda. Durante los últimos años hemos pasado por muchas modas en la electrónica, desde el el minimal hasta el techno más industrial, pero creo que lo bueno es encontrar tu propio lugar en la escena sin tener que adaptarte ni hacer concesiones.

– Háblanos de tus otros proyectos. ¿Para qué te sirven todos esos alias?

Estuve un tiempo utilizando varios sobrenombres para separar mis trabajos en función del género musical, pero nunca me encontré cómodo haciéndolo. Hay muchos artistas que lo hacen, como por ejemplo Shed, pero entendí que no quiero distanciarme de ciertas facetas o definirme exclusivamente por otras. La razón de crear el proyecto Degray es exactamente esa: no quiero atarme a un género específico ni a un modo concreto de producir.

– Hace unos días saló a la venta «The Source», primera referencia tuya en Parse Audio, sello que además inauguras con este lanzamiento. ¿Qué puedes contarnos de esta referencia?

El objetivo principal ha sido siempre publicar música en la que creo. Además de mi trabajo, el sello se creó con la intención de crear un catálogo de música electrónica que rompa barreras de géneros y se centre en obras interesantes, dtanto de artistas nuevos como de otros más reconocidos.

– ¿Podemos decir que tu último trabajo, «The Source», refleja entonces el carácter de Degray?

Como dije antes, no quiero limitarme a un sonido para definirme como artista. Mi idea con «The Source» es mostrar un lado de Degray, pero habrá más. Quiero ir revelando esos otros lados poco a poco.

– Respecto a las discográficas: ¿qué opinas sobre los sellos independientes nacionales? ¿Crees que el producto nacional está a la altura del resto de Europa?

Si hablamos de techno, creo que aquí hay sellos que están a la altura. Entre mis favoritos están Semantica y Pole, en ambos casos publican continuamente obras que son referentes de calidad.

– Conoces de primera mano la escena electrónica de Barcelona, que es -junto a la madrileña- la más diversificada y con más propuestas. Sin embargo, en muchas ocasiones se sigue apostando por el «nombre» de turno. ¿Cómo ves la escena nacional en estos momentos? ¿Se está regenerando o más bien al contrario?

Creo que se está regenerando poco a poco, pero todavía tiene problemas por resolver. Bajo mi punto de vista, hay dos problemas principales: la poca diferenciación entre el trabajo del dj y el trabajo del promotor que hace que las salas se llenen de comerciales y no de artistas (y esto es un fenómeno global del que el mismísimo Rennie Foster habla en esta entrevista), y por otro lad los horarios reducidos en clubs y las dificultades para obtener licencias. Para llenar una sala se apuesta por el nombre, pero además generalmente no ves más de tres artistas en el cartel: con los artistas invitados (generalmente dos) y el residente, ya no hay más tiempo para dedicarlo a artistas emergentes y apoyar la escena local. Pero claro, un club es un negocio, y no veo razón para que esto cambie en un futuro próximo si siguen llenando.

– Esto no se debe únicamente al criterio del programador o el promotor, el público juega un papel fundamental en la programación de clubs y festivales. ¿En este país el público da la talla? ¿Conocen bien lo que consumen?

Creo que la gente exigente que busca opciones más allá de pasar el rato lo tiene bastante difícil aquí. Fomentar programaciones alternativas es uno de los objetivos a lograr.

– Gracias por tu tiempo, un placer conversar contigo y conocer tu trabajo.

Gracias a vosotros enseñarle mi música a vuestros lectores.

Texto: Ximo Noguera




© 2010-2018 DENSOMAG
NOTICIAS | ESPECIALES | ENTREVISTAS | DENSO TV | CONDICIONES DE USO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD
¿Quieres enviarnos tus contenidos? Escríbenos a redaccion@densomag.com para que lo valoremos.
¿Quieres anunciarte en DENSOMAG? Escríbenos a publicidad@densomag.com para que nuestros lectores te conozcan.