DENSOMAG | Ibiza, Pikes y el Jesu (parte I)
50810
post-template-default,single,single-post,postid-50810,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Ibiza, Pikes y el Jesu (parte I)

Tuve el enorme placer de ser invitado por los amigos de Homies para pinchar en su Happy Ending Closing, su fiesta de cierre de temporada en el legendario hotel Pikes de Ibiza, propiedad del no menos legendario Tony Pikes, al que a sus ochenta y pico tacos se le puede ver fugazmente por allí flirteando todavía con mozas. En su día fue un lugar de encuentro para el famoseo más canalla de la época, en aquellos maravillosos ochenta, con una habitación que llevaba el nombre de Julio Iglesias y el Freddie’s bar, bautizado así en honor a otro ilustre amigo de la casa, el malogrado Freddie Mercury, que celebró allí la fiesta de su 40 aniversario.

Cantidades obscenas de farlopa corrían por las barras, tal y como Tony recuerda en una reciente entrevista que concedió a Vice, en cinco minutos de grabación que no tienen desperdicio. Según sus propias palabras, se ha acostado con más de tres mil personas, y su mejor polvo fue sin lugar a dudas con Grace Jones… Tras unos años fuera de escena, el Pikes ha vuelto por sus fueros para situarse de nuevo como uno de los lugares más locos y auténticos de la isla.

Pero volvamos al final feliz de Homies. Ese viernes me planté al mediodía en la playa de las Salinas para entrevistar a don Antonio Escohotado, en el hostal Mar y Sal; aprovechando la visita a la isla para un asunto que me traigo entre manos con Christian Len, factótum de Homies junto a Camilo Miranda, ambos DJs residentes del invento. Costó lo suyo localizar y convencer a don Antonio para la entrevista, pero luego intuyo que no fue tan terrible para él. Me habló de una Ibiza hippy y salvaje, de su revolución sexual, y del hush que corría por allí entonces, cuya calidad superior no se ha vuelto a oler desde aquellos días. Me habló también de Amnesia, el mítico templo musical del que fue su creador y primer co-propietario y principal accionista. Con la poderosa imagen de aquella isla libre y auténtica, de polvos locos y éxtasis, y tras darme unos buenos chapuzones y asistir al continuo ir y venir de equipos promotores de esta y aquella discoteca, desplegando delirantes y sonrojantes perfomances corporativas, acudí a mi cita en el Pikes.

La primera de mis dos sesiones de la fiesta tenía lugar en la piscina, y al llegar me vino la imagen holográfica de Julito mirándome y diciéndome “estoy a punto de follar, y lo sabes”, que me puso en situación de donde estaba. Momentos antes de empezar la sesión tendría el honor de conocer al gran Jesu (Jesús de Miguel), maestro de ceremonias en la sala de la bañera de bolas, donde luego me quedaría atrapado. Me enchufo los cascos y abro con Universo da Ilha 1, de Vasco Martins, del maravilloso álbum homónimo recientemente editado por Canela en Surco, el programa de radio de Abu Sou y Chez Ed que estrena sello discográfico con este pepino. Sigo con algo de ambient, balearic, dub, soul, latin, tropicália, Arthur Russel, ACR, Grace Jones (por motivos obvios), ochentismos reposados de pitch…, para cerrar con Donovan. Y así pasamos de la tarde a la noche y Camilo [Miranda] me abría la cabina de la pista interior, donde mi sesión de dos horas tendría que ser la primera de la noche, el warm up al B2B entre Camilo y Dirty Dave, invitado que sustituía a Psychemagik.

Texto: Luis Costa
Fotos: Gabriel Escalofríos




© 2010-2018 DENSOMAG
NOTICIAS | ESPECIALES | ENTREVISTAS | DENSO TV | CONDICIONES DE USO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD
¿Quieres enviarnos tus contenidos? Escríbenos a redaccion@densomag.com para que lo valoremos.
¿Quieres anunciarte en DENSOMAG? Escríbenos a publicidad@densomag.com para que nuestros lectores te conozcan.